Entradas

PEQUEÑAS LUCES ANTE LA CONTROVERSIA DEL IMPUESTO DE SUCESIONES

El Gobierno de Aragón tiene presupuestados en 2018 alrededor de 149 millones de euros en concepto del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Una cifra que se estima que podría ser superior en el cómputo del año, a pesar de que en los dos primeros meses del año la recaudación por este impuesto ha caído un 34%. El Ejecutivo aragonés se abre a la negociación parlamentaria para abordar la modificación de este impuesto que no se aplica a más del 94% de las herencias en la comunidad aragonesa por ser inferiores a 150.000 euros.

En 2018, Aragón tiene presupuestados 427 millones de euros en impuestos cedidos, según los datos dados a conocer por el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, durante la presentación del informe realizado sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en la comunidad aragonesa, que supondrá este año para las arcas aragonesas unos ingresos de unos 149 millones de euros.

El consejero prevé que esta cifra sea inferior en 2019 como consecuencia de la posible modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en la comunidad aragonesa, cuyo debate está abierto ante la presión social y política de los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón.

Ante la controversia generada por este impuesto y la oleada de rebajas generalizadas seguida por el resto de autonomías, el presidente aragonés, Javier Lambán, anunció hace escasas semanas una “reforma razonable” de Sucesiones, para abaratar este gravamen.

El pasado mes de marzo, ya anunciaba el presidente de la comunidad autónoma de Aragón que en 2019 entre en vigor rebajado el impuesto y armonizado con el resto de las Comunidades, de forma que los aragoneses no paguen ni un euro más que el resto de españoles. Así las cosas, la rebaja del Impuesto de Sucesiones tendrá lugar, previsiblemente, en año electoral, ya que en mayo de 2019 se celebrarán elecciones municipales y autonómicas.

 

 

http://www.eleconomista.es/aragon/noticias/9046364/04/18/Aragon-preve-ingresar-149-millones-por-el-impuesto-de-sucesiones-y-donaciones.html

http://www.abc.es/espana/aragon/abci-aragon-abaratara-impuesto-sucesiones-justo-antes-elecciones-201803141306_noticia.html

 

EL JUSTICIA SUGIERE QUE SE REDUZCA LA CARGA FISCAL DEL IMPUESTO DE SUCESIONES

El Justicia de Aragón,  ha sugerido al Gobierno de Aragón, en su último informe, que reduzca la carga fiscal del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, aumentando las bonificaciones y exenciones fiscales para que sea menos gravoso, sin perjuicio de que también se dirija al Gobierno Central para que modifique la norma del Impuesto con el fin de garantizar idéntico tratamiento en todo el Estado.

Esta iniciativa del Justicia de Aragón viene de la mano de las últimas declaraciones del presidente de la Comunidad autónoma de Aragón en las que se negaba a bajar el impuesto debido a que era necesario éste para la financiación de la Comunidad Autónoma. El Justicia de Aragón con buen criterio ha subrayado que lo más fácil sería subir los impuestos igualando por arriba hasta llegar al que más paga y que paguen todos, postura que parece ser que ha acogido el presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón. No obstante el Justicia insiste en que el Impuesto es un tributo en recesión, mal visto, en cuanto que grava las fuentes productoras de riqueza en lugar de los beneficios que éstas producen, por lo que sugiere que antes de subir los impuestos para aumentar la recaudación tributaria “lo primero es tratar de racionalizar y justificar el gasto y que paguen los que no pagan”.

El Informe continúa planteándose si el impuesto es compatible con el principio de igualdad recogido en la Constitución que prevé los mismos derechos y obligaciones para todos los españoles con independencia de su lugar de residencia, así como un sistema tributario justo, de acuerdo con la capacidad económica de las personas inspirado en los principios de igualdad y progresividad y, por lo tanto, sin excepciones por razón de domicilio o residencia fiscal. Esta cuestión ya fue planteada en otro post de este bolg, y concluíamos en el mismo sentido que lo hace el justicia, esto es, “No parece que sea compatible con el principio de igualdad, por no ser objetivo ni razonable y expresamente contrario a lo establecido en el art 139.1 de la Constitución, que la residencia fiscal sea determinante a la hora de pagar este impuesto”, apunta el Justicia El Informe del Justicia insta a tener en cuenta que algunas de las Comunidades en las que hay notorias exenciones son vecinas, lo que provoca el que haya desplazamientos reales del domicilio fiscal para obtener un trato más favorable, produciendo un doble efecto perjudicial: pérdida de población y tributación en vida en otras comunidades.

Por último el Justicia hace notar que este Impuesto tiene un fuerte rechazo social-además de las 748 quejas presentadas, se recogieron 100.000 firmas- que no va dirigido a los grandes patrimonios, que pueden hacer una planificación fiscal, sino a la clase media que “ha ahorrado con privación, esfuerzo y sacrificio” pensando en poder vivir dignamente hasta el final de su vida, o en ayudar a sus hijos.

Esperemos que este informe sirva de instrumento para la política presupuestaria de años venideros en el Gobierno de Aragón y consiga hacer recapacitar sobre el mismo, puesto como bien ha apuntado el Justicia de Aragón, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones además de ser un impuesto controvertido responde a políticas recaudatorias de periodos ya pasados que en la actualidad encuentran una difícil justificación.

IMPUESTO DE SUCESIONES VS INVERSIÓN EMPRESARIAL

Como ya hemos señalado en otros post de este blog, no de deja de ser llamativa la diferencia de tributación en cada Comunidad Autónoma en relación al Impuesto de Sucesiones, los que tengan suerte de poder tributar en ese pequeño paraíso Fiscal de la Comunidad Autónoma de Madrid no entenderán la problemática Aragonesa, puesto que dependiendo del lugar que te corresponda tributar será mayor o menor tu cuota a ingresar al Tesoro Público. En definitiva el Impuesto de Sucesiones es un tributo que últimamente, sobre todo en la Comunidad Autónoma de Aragón, está dando mucho de qué hablar.

Podríamos llegar a la conclusión de que este tributo infringe el principio de igualdad, puesto que trata situaciones iguales de forma desigual, y como hemos dicho anteriormente no es lo mismo que se te aplique la normativa madrileña a que se te aplique la aragonesa a la hora de pagar el impuesto. Ahora bien, esta diferencia la permite la Ley, como bien ha apuntado el Presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, y no deja de ser, el impuesto de sucesiones, una manera de financiar los gastos de esta Comunidad Autónoma.

La decisión de no hacer nada respecto al Impuesto de sucesiones que ha tomado el gobierno aragonés, está siendo muy cuestionada, puesto que en otras comunidades autónomas con el mismo signo político han tomado ya la decisión de reducir la tributación en el caso de transmisiones a descendientes, y era de esperar que hubiera una armonización fiscal a favor del contribuyente debido a la presión social que ha habido en los últimos años.

Lejos de este planteamiento, el gobierno aragonés mantiene las mismas normas del tributo, justificándose en  el gasto público y el déficit. “Incluso con el impuesto de sucesiones vamos a liquidar este año con déficit y también 2018” ha declarado el presidente aragonés el pasado jueves. La solución, a su juicio, pasa por reformar el sistema de financiación autonómica de tal forma que se puedan armonizar los impuestos en España. Mientras tanto, ha asegurado, no tiene ningún sentido este “cinismo fiscal” que provoca que “por un lado se me pida pagar proveedores en tiempo y forma, reducir el déficit a velocidad más rápida que otras comunidades, tener unos servicios públicos mejor financiados; y por otro, se me reproche que no haga carreteras y además que baje impuestos”. Lo que Aragón, precisa, ha subrayado, del Gobierno central es  que exista un “equilibrio fiscal” entre regiones.

Además apunta que no está perjudicando la inversión de diferentes empresas en Aragón ni está provocando situaciones antieconómicas. En una de sus últimas declaraciones se ha pronunciado afirmando que “el impuesto de sucesiones no tiene nada que ver con la inversión que pueda venir o  el cambio de domicilio fiscal de las empresas catalanas”. En este sentido tenemos que recordar que debido a la situación fiscal de la legislación Aragonesa, provoca que aplicar el beneficio de Empresa Familiar para alcanzar una menor tributación y logar el mantenimiento de las empresas familiares, hace que en algunas situaciones sea casi misión imposible, y en definitiva eso podría provocar a la larga un descenso de tributación, por lo que no apoyamos en absoluto la afirmación del presidente aragonés.

Por último, afirmaba el gobierno aragonés que se tendrá en consideración aquellas situaciones en las que pudieran provocarse “efectos perversos”. Creemos que se referirá a aquellas situaciones en las que la cuota sea tan elevada que exija un aplazamiento o partición en el pago, pero no creemos que esta afirmación apunte en la línea de una reducción o de atender al contribuyente para reducir la cuota final resultante del impuesto

En definitiva el impuesto de sucesiones, tiene que armonizarse en las diferentes comunidades autónomas, no puede ser que el sistema fiscal español permita que existan diferencias de tal grado que el hecho de pertenecer a una comunidad autónoma implique una tributación simbólica y sin embargo si tributas en otra la cuota sea elevada. Y esperemos que esta armonización sea a favor del contribuyente.

http://www.heraldo.es/noticias/economia/2017/11/23/lamban-impuesto-sucesiones-si-algo-no-impide-inversion-economica-aragon-1209896-309.html

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2017/11/23/lamban-insiste-aplicar-sucesiones-pero-esta-dispuesto-analizar-efectos-perversos-1209770-300.html

LA LUCHA CONTRA EL IMPUESTO DE SUCESIONES

Las últimas noticias son desoladoras en referencia a las posibles reformas del impuesto de sucesiones en la Comunidad Autónoma de Aragón, como ya explicamos en otros artículos de este Blog, el impuesto de sucesiones es un impuesto muy criticado, como si algún impuesto no fuera criticado, pero quizás este impuesto es de especial desagrado para el contribuyente medio por el sentimiento de injusticia que se cierne alrededor del mismo ya que en definitiva se está tributando por los bienes pertenecientes al entorno familiar que se consideran como propios.

Es un impuesto que tiene en cuenta el parentesco con el causante (fallecido) y por lo tanto es más agresivo contra aquellos que no son descendientes directos del causante, haciendo que en muchas ocasiones se llegue a preferir renunciar a la herencia que tener que pagar el impuesto, puesto que debido a su progresividad, arroja cuotas muy elevadas que quizás para lo que se hereda no merezca la pena pagar.

En definitiva, debidos a todas estas disquisiciones y a las grandes quejas, sobre todo en la Comunidad Autónoma Andaluza, que hasta hace poco ostentaba el número uno del ranking de Comunidades Autónomas donde se tenía que pagar más en concepto de este impuesto, los distintos gobiernos de las diferentes Comunidades Autónomas han decidido aplicar grandes bonificaciones, en Andalucía hasta un millón de euros, en las herencias a descendientes directos.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, no ha sido acogida esta técnica, quizás porque es un momento de especial recaudación en esta comunidad autónoma, o porque en definitiva como apuntaba el periódico del Heraldo de Aragón la mitad de lo recaudado se esté gastando en sueldos y además contemos con estructuras administrativas como las Comarcas que no sabemos si aportan un gran beneficio, pero lo cierto es que implican un coste público.

Ahora bien, tanto desde otros partidos políticos, como desde plataformas como STOP sucesiones, o simplemente del malestar de los contribuyentes se está alzando la voz contra estas medidas, o mejor dicho, inactividad, de algunas comunidades autónomas respecto a la aplicación de las bonificaciones en las transmisiones de padres a hijos en este impuesto. En concreto, el presidente del PAR en una declaración ha recordado las bonificaciones que existían en la Comunidad Autónoma de Aragón respecto de este impuesto, que consistía en una reducción del 65% y apuntaba que hasta hace unos años la postura política general era la de reducir el coste fiscal del contribuyente en este impuesto, precisamente para fomentar el patrimonio familiar.

Además tenemos que tener en cuenta que el impuesto de sucesiones, al ser un impuesto cedido a las Comunidades autónomas hace que sea difícil acudir a las fuentes de información para hacer correctamente la liquidación, o para asumir todos los beneficios fiscales a los que uno puede acogerse en la normativa.

Esto hace que sea necesario acudir a un experto que gestione tanto la sucesión como la liquidación del impuesto. Además, debido a la rebaja del mínimo exento en la Comunidad Autónoma de Ar

agón hace que muchos contribuyentes que se desentendían de este impuesto ahora tengan que volver a replantearse su posición.

En definitiva, las noticias no son buenas para los contribuyentes aragoneses que a pesar de que en otras Comunidades Autónomas se estén tomando medidas efectivas para paliar la desigualdad de estetributo, al parecer el gobierno aragonés ha decidido mantenerse al margen, por lo que tendremos que seguir luchando para conseguir un sistema fiscal más justo y, por supuesto, para dentro del marco de la legalidad acogernos a los mayores beneficios fiscales que éste nos brinde.

 

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2017/11/09/lamban-justo-impuesto-sucesiones-pese-supresion-otras-autonomias-1206749-300.html